17 de diciembre de 2012

DE JUGADORES INFRAVALORADOS: ESPECIAL TURQUIA DEL MUNDIAL DE 2002

Por tercer año consecutivo por estas fechas, y como costumbre en este blog, vuelvo a hacer un homenaje en esta sección a una generación de futbolistas. Tras homenajear en 2010 a la generación de brasileños nacidos entre el 70 y el 75, y a la selección croata que fue semifinalista en el Mundial de Francia en 1998, este año me he decantado por la selección de Turquía que quedó tercera en el Mundial de Corea y Japón en el año 2002.

Esa selección que clasificó para la cita en Asia, Senol Günes no era una selección que prometiera demasiado, e incluso en la fase de grupos del campeonato dejó muchas dudas. Pasó como segunda de grupo por detrás de Brasil, y empatada a puntos con Costa Rica, pero los turcos lograron el pase por tener una mejor diferencia de goles. El 3-0 a China en la última jornada, con una buena actuación de Hasan Sas fue determinante. Y el país entero celebró el pase a Octavos de final, donde no les tocaría un rival muy complicado sobre el papel, pero si uno de los anfitriones, la dura selección nipona de Philippe Troussier, con jugadores como Nakata, Inamoto o Shinji Ono, y que habían pasado primeros en el Grupo H, por delante de Bélgica, y eliminando a Rusia y Túnez. Turquía salió con una confianza absoluta, y a los 12 minutos se adelantó con gol de Umit Davala. El resto del partido se atrevió con un trabajo defensivo, que metería a la selección turca en Cuartos.
En Cuartos de final se verían ante la sorprendente selección de Senegal, que había pasado en el Grupo A, por delante de Uruguay y Francia, y además en Octavos había podido con aquella potente selección sueca que dejó fuera en primera fase a la Argentina de Marcelo Bielsa.
Senegal aterrorizaba, tenía un equipo con muchos recursos, Diao, Diouf, Bouba-Diop, Fadiga, y un entrenador obsesionado con volcar al equipo al contrataque, el francés Bruno Metsu. Sabían los senegaleses que si llegaban a semifinales harían historia, podía ser la primera vez que una selección africana pasara la barrera de Octavos. Fue un partido durísimo, se respetaban mucho ambos equipos, y de esa manera el 0-0 prevaleció hasta la prórroga, donde un gol de Ilhan Mansiz decidía el partido para la selección de Günes, y acabaría con la esperanza de los senegaleses. Aquel 22 de Junio del 2002 nunca se podrá olvidar por los aficionados turcos. En 4 días jugaban la semifinal del Mundial ante la selección brasileña de un enchufado Ronaldo, que venía comandado por un ataque simplemente genial, al lado de Ronaldinho, y Rivaldo, y que posteriormente sería la campeona del mundo.
Aquel partido de semifinales de Turquía fue toda una lección de fútbol, solo la pegada de Ronaldo pudo con esta selección en un partido donde se mantuvo la esperanza hasta el minuto 90. Brasil venció con ese solitario gol del probablemente mejor delantero centro de la historia. Lagrimas en algunos jugadores de Turquía, pero por dentro una satisfacción inigualable, aun quedaba un partido más, y Turquía tras rozar la final de un mundial adquirió mucha confianza.
El tercer y cuarto puesto o final de consolación en Daegu, sería la última exhibición de Turquía en este mundial. Ante la otra anfitriona aquella Corea que había caido en semifinales ante Alemania, y que venía de dos escándalos arbitrales inolvidables en Octavos ante Italia, y en Cuartos ante España. Solo 11 segundos le  bastaron a Hakan Sukur para abrir el marcador, y para encaminarse hacia la medalla de bronce. En 32 minutos Ilhan Mansiz, complementó el gol de Sukur con otros dos goles. Turquía era medalla de bronce.

Los Jugadores más destacados:


RÜSTÜ RECBER, ANTALYA, 1973

Uno de los grandes secretos de Turquía durante el campeonato fue sin duda una seguridad extrema bajo palos.
Rustu fue elegido tras el mundial, como el tercer mejor portero del planeta. Llevaba 9 años maravillando en el Fenerbahce, club que le fichó del equipo de su ciudad natal, el Antalyaspor. En poco tiempo se convirtió en uno de los referentes como guardameta en todo el continente, y esto llevó a que en 2003 fuera fichado por el Barcelona, donde solo estuvo una temporada, y pasar sin pena ni gloria, sin apenas contar con minutos para regresar al Fenerbahce y retirarse a nivel de clubes en el Besiktas en 2007, con 34 años.


BULENT KORKMAZ, MALATYA, 1968

Pese a llegar con 34 años a la cita, Korkmaz realizó mejor mundial de lo que se podía esperar. El país turco tenía mucha fe en un jugador con un compromiso absoluto como el.
19 años sin moverse de su equipo pese a recibir ofertas a finales de los 90. El Galatasaray se despidió en 2005 del que ha sido uno de los jugadores más regulares de su historia, con un homenaje por todo lo alto.








FATIH AKYEL, ESTAMBUL, 1977

Llegaba de triunfar en 1997 donde despuntó en el Barkirkoyspor, cedido por el Galatasaray, a su vuelta al mismo fueron cuatro años de éxitos en Turquía, que hicieron que el Mallorca se fijara en el, y lo fichase en 2001, pero donde solo duró la primera vuelta, jugando nada más que cinco partidos, y regresando en Enero de 2002 a Turquía, aunque esta vez al Fenerbahce, donde le dió tiempo a convencer al seleccionador para ser uno de los elegidos para ir a Corea y Japón, tras el fiasco en la Liga española.








TUGAY KERIMOGLU, TRABZON, 1970

Histórico jugador del Galatasaray en la década de los 90, y finales de los 80, tres años antes del Mundial había empezado su aventura en Reino Unido, en las filas del Rangers, donde no le fue nada bien, y tuvo que hacer las maletas al comienzo de la temporada previa al campeonato, camino del Blackburn, donde tendría 8 años a buen nivel, y donde decidió retirarse en 2009, con 39 años de edad, y dejando todo un ejemplo de compromiso para las generaciones venideras. 94 veces internacional, jugador muy respetado en Inglaterra.







YILDIRAY BASTÜRK, HERNE (ALEMANIA), 1978

Pese a nacer en Alemania Bastürk, era de origen turco, y decidió jugar con la selección de sus orígenes. Quizás uno de los jugadores que más lejos llegó de aquella generación turca del Mundial de 2002. Con solo 19 años se destapó en Bochum, y con 23 años, el Bayer Leverkusen apostó fuerte con el. Con el Leverkusen Yilidiray vivió una de las mejores épocas de su vida futbolística, llegando a la final de la Champions en 2002 ante el Real Madrid, que acabarían perdiendo los alemanes, con aquel memorable gol de Zinedine Zidane. En 2004 fue transferido al Hertha de Berlín, y en 2007 el Stuttgart apostó por el. Desde 2010 juega en el Blackburn ahora en la Championship inglesa.



EMRE BELOZGLU, ESTAMBUL, 1980


Llegó al Mundial en un estado de forma excelente, y con solo 21 años. Destacó enormemente, muchísima clase, y condiciones para ser a corto plazo un futbolista importante. Antes del Mundial ya había destacado, con 19 años era el líder del Galatasaray, y la temporada 2001-2002, sería fichado por el Inter de Milán, donde aunque eran años de cierta sequía para los "interistas", Emre tuvo una regularidad bastante buena, y en sus cuatro temporadas dejó buena imagen a los aficionados del Giussepe Meazza. En 2005 fue contratado por el Newcastle donde no llegó a convencer demasiado en ninguna de sus tres temporadas. Por lo que en 2008, volvió al Fenerbahce, donde volvió a sentirse un jugador importante. A sus 32 años ha sido fichado por el Atlético de Madrid, donde ya ha ganado la Supercopa de Europa, y aunque no tiene un papel demasiado importante, desempeña una gran labor en los partidos que juega, todavía le quedan atisbos de aquella clase que a principios del nuevo siglo le hicieron destacar como uno de los mejores del planeta.

UMIT DAVALA, MANNHEIM (ALEMANIA), 1973

Figura del Galatasaray a finales de los 90. Tras jugar una buena Eurocopa en Holanda y Bélgica en el año 2000, fue fichado por el Milán en 2001, pero donde solo permaneció un año, debido a no contar con minutos, y apenas tener oportunidades. Fue después del Mundial cuando Umit Davala, volvió a destacar.  Su fichaje por el Inter parecía presagiar que le iba a ir bien, pero el Inter nunca le quiso en su plantilla. En sus dos temporadas como supuesto jugador del inter, Davala estuvo cedido, en la 2002-2003 para el Galatasaray, y en la 2003-2004 para el Werder Bremen. Este último decidiría a finales de 2004 ficharle, y el turco de origen aleman, decidió retirarse en Bremen en 2006, con solo 23 años.
Actualmente es ayudante de Fatih Terim en el Galatasaray. Y además en 2007 fue seleccionador sub-21 de Turquía.

HASAN SAS, ADANA, 1976

Centrocampista de carácter ofensivo. Once temporadas en el Galatasaray, desde 1998 donde fue fichado desde el Ankaragucu, con solo 22 años. Quizás una de los fichajes más positivos del Galatasaray en su historia más reciente. Hasan Sas marcó dos goles durante la cita mundialista, y se destapó como el socio perfecto de Hakan Sukur. Tras el Mundial Hasan Sas, recibió ofertas de equipos de la Premier League pero se decantó por seguir en el Galatasaray, donde tras cosas como estas, a su retirada en 2009 se convirtió en una de las grandes leyendas del club.








HAKAN SÜKUR, ADAPAZARI, 1971

Todo un hombre gol, desde 1992 en Bursaspor ya había dejado muestras de su talento de cara a portería. Solo con 21 años, ya era un hombre importantísimo en Turquía, y el Galatasaray lo fichó al término de aquella temporada. 19 años en su primer año, fueron más que suficientes para que los aficionados del Galatasaray lo idolatraran, incluso cuando en 1995 decidió probar la aventura del Torino, para volver en la segunda vuelta al equipos de sus amores. 38 Goles en la temporada 96-97 y 34 en la 97-98, hacía que muchos clubes del resto de Europa se fijaran en este delantero. De 2000 a 2003 vivió una aventura para olvidar en su segunda marcha de Turquía, no convenció en el Inter, tampoco en el Parma, y mucho menos en el Blackburn. Por tercera y última vez regresó al Galatasaray, donde fue perdiendo fuelle debido a su edad, y en 2008 decidió colgar las botas, siendo acreditado como el máximo goleador de la historia de la liga turca, y con diversos premios a una carrera llena de éxitos, y grandes momentos.








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada